Gipuzko Buru Batzarra

Berriak

Ezagutzera eman
2014/01/12

A Bildu, desde Europa

Contemplamos, atónitos, como desde las instituciones gobernadas por Bildu se ha iniciado una campaña propagandística orquestada con dinero público, una más, ésta bien buzoneada en todos los domicilios, bien en faldones insertados en programas deportivos de ETB, con el objetivo de justificar la decisión partidista de dar por finiquitada la construcción de la planta de incineración prevista para el territorio guipuzcoano como cierre a la gestión de los residuos urbanos.
A Bildu, desde Europa

Y para ocultar, una vez más, que su sistema ha sido, es y será “puerta a puerta” como sistema de recogida, y vertedero como cierre al mismo, recurren a la demonización manipulada y malintencionada de la valorización energética mediante la incineración: según Bildu, muy peligrosas, económicamente insostenibles…..

Maquillan la realidad, y todo, a sus propios intereses. Y a justificar el pago de más de 13 millones de euros como sea. Que lo digan claro: no son de este mundo, o al menos sus referencias no son las de los países que llevan muchas décadas trabajando en favor del medio ambiente.

Ya en 1999, Grenpeace Austria, en el informe “Plantas incineradoras de residuos en Austria” Herwig Schuster hablaba de tasas de reciclaje en Viena del 38 % y esa cantidad podría ser aún mayor mediante la optimización del sistema de recogida, que podría llegar a una tasa de reciclaje del 50 %”. Continúa: “Las plantas incineradoras en Austria tienen un alto estándar medioambiental en cuanto a las emisiones de gases y agua. En comparación con otras fuentes (industria, tráfico...) las emisiones al aire y al agua son relativamente bajas”.

Austria, 11 años después, es el país europeo líder en lo que a tasas de reciclaje se refiere, y le siguen Alemania, Bélgica y Holanda. Los austríacos, según datos de Eurostat de 2010, reciclaban o compostaban el 69% de sus residuos, valorizando energéticamente el 30% y vertiendo el 1%. Alemania y Bélgica le siguen con un porcentaje del 62% en tasas de reciclaje y Holanda con un 61%. Al 30% valorizado energéticamente por Austria le siguen Bélgica con un 37%, Dinamarca con un 38% y Holanda con un 39%. El “top four”, en el mejor de los casos, incinera el 30% con el que siempre, y en el mejor de los casos, habrá que hacer algo. Lejos de ese 19% que Bildu buzonea, para justificar su decisión de continuar con los vertederos. Vertido 0 en Alemania y Holanda. Un 1% en Austria y Bélgica.

En ese sentido, respecto a Alemania, cabe reseñar lo que en su día, en Gipuzkoa tuvimos ocasión de comprobarlo, los “Verdes” alemanes defendían la incineración de residuos como el sistema más medioambientalmente sostenible para el cierre del sistema de gestión de los residuos. Y los vertederos, el peor.

Son datos, sin lugar a dudas, de quienes mejores resultados obtienen, y que ya han decidido desde hace tiempo que la valorización energética a través de la incineración es la solución a la fracción resto de los residuos: aquellos que no se pueden reciclar ni compostar, y a los rechazos de los distintos tratamientos. Es la forma de aprovechar el recurso, en lugar de enterrarlo. Austria ha pasado de 8 a 13 plantas de incineración de residuos de 2007 a 2011, Alemania, de 67 a 75, Holanda, de 11 a 12 y Bélgica, de 16 a 18. ¿La incineración de residuos es el pasado?¿Los vertederos son el futuro? Bildu, la Izquierda Abertzale, ha optado por ir en contra de lo racional. Sólo le importan los suyos, y trata de justificar lo injustificable con el pago de más de 13 millones de euros. A cambio … de nada.

Europa, la Europa desarrollada, ha optado por un sistema de cierre que la Izquierda Abertzale demonizó y que sigue haciéndolo (basta ver el tríptico buzoneado) con el soporte de un aparato propagandístico digno de regímenes afortunadamente erradicados.

De 432 plantas de valorización energética en funcionamiento en Europa en 2007, en 19 países, con tratamiento de 65 millones de toneladas, en la Europa medioambientalmente avanzada se ha pasado a 452 plantas que tratan más de 80 millones de toneladas en 2011. Este dato habla por sí sólo de cuál es el modelo de futuro en la gestión de los residuos urbanos.

Y mientras, los rectores del Consorcio y la Diputación, celebrando el “fin de la era de la incineradora”. O, lo que es lo mismo, ahora lo empiezan a decir, la “continuidad de la era de los vertederos”. Los vertederos … ¿ecológicos? que Europa obliga a cerrar.

Ahora la Izquierda Abertzale busca acuerdos (que ellos han roto), deja la vía judicial (que ellos han iniciado). “La Gipuzkoa que dejaremos en el futuro será una Gipuzkoa diferente”. Pero, con el 25% de los votos del censo, ¿realmente se han preguntado, o han preguntado, si el “otro” 75% abrumadoramente mayoritario quiere una Gipuzkoa diferente, tal y como ellos la conciben?

La auténtica amenaza se cierne ahora sobre el territorio: los vertederos continuarán abiertos, y se abrirán nuevos. La pregunta es ¿Dónde? Lo único seguro es que han perdido dos años y medio preciosos en tratar de desacreditar lo que otros se han afanado en construir, buscando y alcanzando acuerdos. Todo, según la Izquierda Abertzale, era “irregular”, “nulo de pleno derecho”. Pero se han encontrado con que todo lo que se hizo fue correcto, y han optado por lo único que han demostrado que saben hacer bien: imponer, manipular y mentir para justificar sus decisiones partidistas.

Gipuzkoa va en la línea opuesta a Europa en el cierre de la gestión de los residuos. Y la izquierda Abertzale lo sabe.

Ezagutzera eman

Nabarmenak...

Berri ikusiagoak...

Blogosfera

Blogosfera

Gipuzkoako Blogosfera

YouTube