Gipuzko Buru Batzarra

Noticias

Compartir
17/06/2022

Abren al tráfico el nuevo acceso al Polígono 27 desde Astigarraga, una vía clave en la mejora de las conexiones y de la fluidez del tráfico en Donostialdea

La nueva entrada servirá para reducir el tráfico en la rotonda de Martutene, conectando esta área industrial con la AP-1 y la Autovía del Urumea
Abren al tráfico el nuevo acceso al Polígono 27 desde Astigarraga, una vía clave en la mejora de las conexiones y de la fluidez del tráfico en Donostialdea

La nueva entrada/salida al Polígono 27 desde Astigarraga es una realidad tras la finalización de las obras de construcción del segundo acceso desde la rotonda de Bidebitarte, en Astigarraga. La nueva vía supondrá un desahogo para la hasta hoy única entrada al polígono desde la rotonda de la GI-40 en Martutene y conectará con la AP-1 y la Autovía del Urumea. Las obras han contado de un tiempo de ejecución de 13 meses y una inversión de algo más de seis millones de euros.

El diputado general de Gipuzkoa, Markel Olano, acompañado por la diputada de Infraestructuras Viarias, Aintzane Oiarbide, y por el alcalde de Donostia Eneko Goia, ha podido visitar el nuevo enlace poco antes de que su apertura al tráfico rodado, previsto para las 13:00 de esta misma tarde. Según ha recordado el diputado general, por su “gran relevancia cualitativa” se trata de una vía "clave" para la mejora de las conexiones y la fluidez del tráfico en la zona de Donostialdea.

“Mejorará notablemente la fluidez y seguridad del tráfico en un punto de conexión principal de la red viaria de Gipuzkoa. Por otro lado, mejoramos los accesos a uno de los polígonos más importantes de la capital, dando un nuevo impulso a sus empresas, a sus trabajadores y trabajadoras, y a la actividad económica en general y realizando una importante aportación para mejorar el tráfico en los accesos urbanos”, ha señalado. Olano ha añadido, además, que el nuevo acceso al polígono es “fundamental” para avanzar hacia una movilidad “más segura y cómoda”, para favorecer el equilibrio territorial y para facilitar los flujos entre las comarcas.

En la rotonda de Martutene, todos los días y en horas punta, suele acumularse mucho tráfico. Se trata de una entrada a Donostia para muchos usuarios y usuarias y, por ello, aquí se encuentran vehículos que entran o salen del polígono 27, que suben o bajan del Hospital, que acceden o salen de Donostia o que provienen o se incorporan a la AP-8. Hasta ahora era un polígono de entrada y salida única y no había vías para separar tráficos procedentes de lugares diferentes, ahora en cambio, con estas dos entradas y salidas, el tráfico de Astigarraga, el tráfico de la AP-8 en la comarca del Bidasoa y el de la zona del Urumea tendrán otra alternativa ordenando los tráficos y separándolos, por lo que ayudará a descongestionar la rotonda de Martutene ", ha explicado la diputada Aintzane Oiarbide.

De este modo, la apertura de esta nueva entrada va a traer consigo una notable mejora de las condiciones de circulación y fluidez de la carretera GI-40. El proyecto ha consistido básicamente en la construcción de un semienlace a la altura del punto kilométrico 7,200 de la GI-2132, que habilita los movimientos desde y hacia la rotonda de Bidebitarte

en Astigarraga, facilitando el acceso a y desde la red de alta capacidad. “Desde ese semienlace, se ha creado un nuevo vial que cruza sobre el camino de Petritegi, bordea el Barrio Galtzaur de Astigarraga, salva el cordal del alto de Antondegi y acaba conectando con el paso Ubarburu del polígono 27”, ha detallado Oiarbide.

La diputada ha incidido en las medidas medioambientales que se han tomado en esta obra, en la que se han utilizado áridos reciclados para la construcción del firme además de reducir el impacto visual y el ruido que puedan producir los coches. “Desde el alto de Antondegi hasta el viaducto se ha construido un caballón o montículo de tierra que protegerá, en gran parte, a las viviendas de alrededor del ruido del tráfico. Además, ese muro de tierra ocultará parte de la carretera por lo que reducirá notablemente el impacto visual de esta nueva vía”, ha explicado Aintzane Oiarbide, que ha añadido que además de extender tierra vegetal y realizar hidrosiembra de herbáceas en toda la zona, la Diputación Foral de Gipuzkoa replantará en una amplia zona que linda con la recién finalizada carretera un bosque atlántico como medida compensatoria.

La construcción de esta nueva vía ha respondido a una demanda de los Ayuntamientos de Donostia y Astigarraga, así como de los propios usuarios del polígono.

La nueva carretera de conexión de la GI-2132 en Astigarraga con el polígono 27 pasará a denominarse GI-3841 y se incorpora a la Red de Carreteras de la Diputación Foral de Gipuzkoa como carretera convencional de la red local gris.

Compartir

Destacados...

Noticias más vistas...

YouTube