ABIAN Zurekin - Asamblea General

Gipuzko Buru Batzarra

Noticias

Compartir
29/10/2021

La Diputación presenta los presupuestos más altos de su historia, con los que construir “un futuro social, verde y competitivo” para Gipuzkoa

El proyecto de presupuestos de 2022 plantea una dotación propia de 1.042 millones de euros para la Diputación, 59 millones de euros más que en 2021
Markel Olano

La Diputación Foral de Gipuzkoa ha presentado hoy el proyecto de presupuestos generales para 2022, que plantea un presupuesto propio de 1.042 millones de euros, 59 millones más que en 2021 (+6%). El diputado general de Gipuzkoa, Markel Olano, ha remarcado que se trata del mayor presupuestario de la historia de la institución foral, “un presupuesto ambicioso y diseñado en clave de futuro”. Según ha destacado, la propuesta foral busca construir un mañana más “social, sostenible y competitivo”: “Aumentamos la inversión social, para proteger a quienes más han sufrido los efectos de la pandemia y que la recuperación llegue a todas las personas; destinamos más recursos a promover el relanzamiento económico y poner las bases de la economía del futuro; y redoblamos nuestro compromiso con la sostenibilidad, la lucha contra el cambio climático y el cuidado del medio ambiente”, ha destacado. “Vamos a acelerar en las tres direcciones, estos presupuestos serán una herramienta potente e idónea para ello”, ha añadido.

El responsable foral ha comparecido hoy por la mañana en rueda de prensa, junto al diputado foral de Medio Ambiente y Obras Hidráulicas y segundo teniente de diputado general, José Ignacio Asensio, y el diputado foral de Hacienda y Finanzas, Jokin Perona, para dar cuenta del proyecto presupuestario foral para el próximo ejercicio. La propuesta ha recibido hoy el plácet del Consejo de Gobierno de la Diputación, y al mediodía ha sido entregado al presidente de las Juntas Generales de Gipuzkoa, Xabier Ezeizabarrena. El proyecto presupuestario se debatirá en la Cámara, primero en comisión, luego a través de enmiendas y finalmente en sesión plenaria. Será un proceso que durará en torno a dos meses y, según las previsiones, las cuentas forales de 2022 podrían recibir el visto bueno definitivo de la Cámara foral antes de final de año.

Olano, en su intervención, ha recordado que el escenario global sigue condicionado por la pandemia de la COVID-19 y las incertidumbres económicas, pero que, “en gran parte gracias a la vacunación, estamos en plena recuperación”. “Los principales indicadores económicos apuntan a ello y nuestras previsiones de recaudación nos indican que cerraremos el año con una recaudación de record. Para el año que viene, la previsión es que sigamos creciendo”, ha explicado. Dicha mejora de la economía ha posibilitado un aumento de gasto de la Diputación, hasta completar el proyecto presupuestario más elevado de la historia de esta institución. “Según lo acordado en la última reunión de la Comisión Mixta del Concierto Económico, Gipuzkoa tiene habilitado un déficit de 52 millones, de los que hemos cedido 21 a los ayuntamientos. Los otros 31 están incluidos en este presupuesto, que financiaremos vía remanente”, ha detallado el responsable foral.

Social, verde y competitivo

La propuesta de presupuesto se articula en torno a tres ejes principales. En el primero de ellos, en el eje social, Olano ha destacado que el de 2022 será “el presupuesto más social” de la Diputación. “Destinamos 455 millones de euros al departamento de Política Social, al que se suman otros casi 10 millones para Adinberri y Elkar-EKIN. Por tanto, el presupuesto del departamento crece en 34 millones de euros, 11 de ellos financiados a través de los fondos europeos de recuperación”, ha explicado. Según ha remarcado el diputado general, desde 2016 a la actualidad, la dotación del departamento de Políticas Sociales ha crecido en 110 millones, “un claro síntoma de la vocación social de esta Diputación”.

Así, la suma de lo destinado a este departamento y a los proyectos estratégicos de carácter más social (Adinberri y Elkar-EKIN) supone un 47% del total del presupuesto propio de gestión de la institución foral. Asimismo, el diputado general también ha destacado que el gasto por habitante en políticas sociales ascenderá en 2022 a 642 euros por cada guipuzcoano o guipuzcoana. “El objetivo de todo este esfuerzo es contribuir a que la recuperación de la crisis de la COVID-19 llegue a todas las personas. Ambicionamos una sociedad con bajos niveles de desigualdades, queremos seguir estando entre los mejores a nivel europeo, y a ello va orientado también nuestro presupuesto. Asimismo, trabajaremos para proteger y a atender a quienes más han sufrido los efectos de la pandemia”, ha defendido.

En el eje económico, Olano ha señalado que, para poder impulsar la recuperación social, la Diputación debe acompañar en la recuperación económica. “Nuestra economía muestra síntomas de fortaleza durante los últimos meses, los indicadores macroeconómicos mejoran ya los indicadores pre-pandemia e incluso nuestra recaudación se encamina hacia un nuevo record. Sin embargo, el escenario internacional es convulso, y hay elementos de incertidumbre que nos preocupan y, por eso, nuestro papel tiene que ser acompañar en este plano económico, extendiendo la recuperación a todos los sectores y seguir promoviendo la generación de empleo de calidad”, ha subrayado el responsable foral.

Junto a ello, el diputado general ha llamado a aprovechar la coyuntura para consolidar y extender los proyectos estratégicos del territorio, que “están llamados a ser los pilares de nuestra economía del futuro”. En este sentido, la Diputación mantiene y potencia su inversión en proyectos estratégicos, con un total de 41,8 millones destinados a este ámbito, donde destacan MUBIL (22,2 millones), Adinberri (7 millones), Naturklima (3,6 millones) o Elkar-EKIN (2,5 millones). A todas estas iniciativas se suma un claro impulso a la digitalización de la institución foral y del tejido socio-económico guipuzcoano, un proyecto con diversas líneas de trabajo que suman 39 millones. Otro punto a destacar es el carácter inversor de la propuesta de presupuestos forales: en total, la suma de los capítulos 6 y 7 del proyecto asciende a 220 millones, 20 millones más que en 2021. “En 2022, con estos presupuestos, Gipuzkoa aspira a dar un salto cualitativo de cara a construir su economía del futuro”, ha destacado Olano.

El tercer lugar se sitúa el eje de la sostenibilidad, donde Olano ha recordado que el mundo se encuentra en situación de emergencia climática. “La lucha contra el cambio climático se sitúa entre nuestras principales prioridades, y así lo hemos querido plasmar en nuestros presupuestos”, ha remarcado. El departamento de Medio Ambiente crece con fuerza, reflejo del compromiso foral con en este ámbito y en parte gracias al impulso de los fondos europeos. “Otra iniciativa importante que quiero subrayar es Gipuzkoa Deep Demonstration, con el que venimos trabajando durante los últimos meses con Climate KIC, una de las principales palancas de la Unión Europea para acelerar la acción climática. A través de este proceso, estamos impulsando una transición sostenible hacia una economía baja en carbono”, ha remarcado. El proyecto presupuestario destina 900.000 euros a dicho proyecto.

En el capítulo de ingresos, la Diputación espera poder obtener en 2022 en 5.620,1 millones de euros. Los citados 1.042 millones se quedarán como presupuesto propio, divididos entre un presupuesto de gestión ordinario de 994,6 millones y una carga financiera de 47,2 millones de euros. Los restantes 4.578,3 millones van destinados a compromisos instituciones, y se repartirán del siguiente modo: 3.693 millones de euros al Gobierno Vasco; 568,3 millones de euros a los ayuntamientos, a través del Fondo Foral de Financiación Municipal (FOFIM); y 317 millones al Estado, a través del Cupo.

Compartir

Destacados...

Noticias más vistas...

YouTube