Gipuzko Buru Batzarra

Noticias

Compartir
03/02/2021

El Ayuntamiento de Donostia gestionará inversiones por valor de 79 millones de euros de los presupuestos 2020 y 2021

El Ayuntamiento de Donostia contará con un presupuesto consolidado de 397.387.617 euros, un 8,1% menos que el proyecto presupuestario de 2020, provocado por la disminución de ingresos derivada de la pandemia. Las partidas destinadas a actuaciones relacionadas con la protección y promoción social se incrementan en un 4,9% hasta alcanzar los 33,4 millones de euros.
El Ayuntamiento de Donostia gestionará inversiones por valor de 79 millones de euros de los presupuestos 2020 y 2021

El gobierno municipal de Donostia ha presentado el borrador del proyecto de presupuesto para 2021. La situación derivada de la crisis sanitaria provocada por la COVID-19 ha obligado al Consistorio a variar sus plazos y presentar el proyecto de presupuesto iniciado el año.

El alcalde Eneko Goia ha señalado que “tras un año 2020 lleno de incertidumbres, que dejó prácticamente sin efecto el presupuesto, al priorizar aquellas actuaciones destinadas a hacer frente a la COVID-19 y sus consecuencias sociales y económicas, presentamos el proyecto de presupuesto para 2021 que tiene como objetivo continuar dando pasos firmes para afrontar de manera decidida la situación que atravesamos, y a su vez, seguir dibujando el futuro de la ciudad”.

El alcalde de Donostia, Eneko Goia, el concejal de Hacienda y Finanzas, Jaime Dominguez-Macaya, y la concejala de Promoción Económica y Ecología, Marisol Garmendia, han presentado las líneas generales del borrador del proyecto de presupuesto, que será aprobado mañana en la Junta de Gobierno Local, y posteriormente, presentado al detalle en la Comisión de Hacienda.

El presupuesto consolidado (incluidos los entes y sociedades municipales) del Ayuntamiento de Donostia / San Sebastián para 2021 será un 8,1% menor con respecto al año anterior, y ascenderá a 397.387.617 euros.

El alcalde Eneko Goia ha explicado que el descenso viene motivado por la situación económica generada por la crisis sanitaria de la COVID-19, que ha provocado una disminución importante de los ingresos del Ayuntamiento.

El Ayuntamiento de Donostia ha visto reducidos sus ingresos en 35 millones de euros respecto a lo presupuestado en el ejercicio 2020. Los ingresos provenientes del FOFIM han disminuido en 10 millones de euros, el Ayuntamiento tendrá que aportar 5,3 millones de euros extraordinarios a Dbus por la caída de los ingresos de la compañía, la disminución de ingresos de Donostia Kultura es de 2,3 millones de euros – principalmente motivada por menor venta de entradas -, y las sociedades de Turismo y de Fomento han visto reducidos sus ingresos en 430.000 euros y 340.000 euros respectivamente. 

Además, cabe destacar que Anoeta Kiroldegia tiene presupuestados 700.000 euros en 2021, esto es, 6,3 millones de euros menos  que en el ejercicio anterior, debido a que la obra del Estadio está terminada, y Donostiako Etxegintza ve su presupuesto reducido en 7 millones de euros en 2021, puesto que recibirá menos ingresos en forma de préstamos y subvenciones del Gobierno Vasco, al ser un año de transición en el que irá preparando proyectos para el futuro.

Por su parte el gasto corriente también sufrirá una disminución derivada  de la aportación extra de un 4% que el Ayuntamiento tendrá que hacer a las diversas sociedades y entes dependientes (Dbus, Etxegintza, Fomento, etc)

De este modo, el presupuesto de 2021 posibilitará mantener la sostenibilidad económica del Ayuntamiento, de manera que disponga de margen de maniobra para hacer frente a los imprevistos que puedan surgir, y mantener la calidad de los servicios que se ofrecen a la ciudadanía.

La Concejala de Impulso Económico, ha calificado el proyecto de Presupuestos 2021 como un “proyecto básicamente social. Junto a las inversiones y el fortalecimiento de los servicios sociales, cabe destacar dos ámbitos importantes que reclaman prioridad: la recuperación económica y del empleo y la lucha contra el cambio climático a través de la sostenibilidad medioambiental.”, ha dicho.

Así, ha destacado que desde Fomento de San Sebastián volverá a ponerse en marcha un nuevo Plan de Reactivación Económica, “para recuperar y fortalecer el músculo económico de la ciudad, especialmente de sectores que están sufriendo en primera persona la crisis derivada de la pandemia, como son el comercio y la hostelería, con especial incidencia en el empleo, que ahora se acentúa en la franja de edad entre 25-45 años.”

Como concejala de Ecología, además, ha subrayado la apuesta que hace el Ayuntamiento por la inversión en energías renovables, la mejora de la eficiencia energética, redoblando esfuerzos en materia de biodiversidad para reducir las emisiones de C02 y conseguir  una San Sebastián más sostenible, con más espacios peatonales, mayor reciclaje de sus residuos y con una movilidad más ecológica”.

Gasto social

El concejal de Hacienda y Finanzas, Jaime Dominguez-Macaya, ha destacado que "el proyecto de presupuesto para 2021 se ha elaborado para dar mayor apoyo a quienes más necesitan, sin dejar a nadie atrás”. 

Así, las partidas destinadas a actuaciones relacionadas con la protección y promoción social se incrementan en un 4,9% hasta alcanzar los 33,4 millones de euros, esto es, 1,5 millones de euros más que en el ejercicio anterior.

A este respecto, cabe destacar, el millón de euros previsto en el apartado de inversiones para la adecuación de Villa Salia, con el objetivo de que pueda acoger diversos servicios, como el centro Hestia.

Proyectos de ciudad

En lo que a inversiones se refiere, Jaime Dominguez-Macaya ha manifestado que “la caída de ingresos ha provocado una disminución de la capacidad inversora del Ayuntamiento, si bien dispondremos de 39 millones de euros para realizar diversos proyectos”.

En concreto, el proyecto de presupuesto cuenta con 102 partidas de inversión con las que la ciudad seguirá ejecutando mejoras en sus infraestructuras.

De este modo, se contempla invertir en diversos aspectos relacionados con equipamientos municipales como, por ejemplo, 1,3 millones de euros en las distintas fases de digitalización del archivo municipal, que este año estrenará sede en la plaza Blas de Otero; 300.000 euros para seguir realizando los trabajos de instalación de la nueva oficina de turismo en el edificio consistorial; 145.000 euros para continuar con la obra de renovación del edificio del Ayuntamiento; 20.000 euros para el mantenimiento de la Casa de las Mujeres; o 80.000 euros para equipar las nuevas instalaciones de Haurtxoko y Gazteleku de Anoeta.

Asimismo, el proyecto de presupuesto incluye inversiones en diversos ámbitos relacionados con la movilidad y la mejora de calzadas y viales: la redacción del proyecto y posterior implantación del Bus Eléctrico Inteligente (413.000 euros); reposición de escaleras mecánicas (50.000 euros); el proyecto de acondicionamiento viario de en el entorno de la rotonda de Garbera (152.000 euros); el proyecto de modificación de los sentidos de circulación de las calles San Martín y Zubieta (160.000 euros); la estabilización de calzada en paseo de Ulia 124-126-128 (150.000 euros); la reurbanización del vial entre Picabea y el Parque de Harria (360.000 euros); o la urbanización del entorno del ascensor de Morlans (400.000 euros).

El proyecto de presupuesto recoge, además, numerosas partidas presupuestarias para continuar con proyectos que se encuentran en marcha, tales como, el Puente de Astiñene (497.000 euros); la urbanización de Eskusaitzeta (1.000.000 euros); la segunda fase de la boulevarización de Añorga (100.000 euros); el polideportivo de Altza y sus piscinas exteriores, la reurbanización del entorno y el equipamiento del mismo (3 millones de euros); el campo de Hockey de Zubieta (1,3 millones de euros); la travesía de Loiola (700.000 euros), el viaducto de Iztueta (700.000 euros); la fase 2 de la barandilla de la Concha (200.000 euros); o el edificio Pescadería de la Bretxa (1.000.000 euros).

Además, el Ayuntamiento dispondrá de una partida presupuestaria inicial de 15 millones de euros para la compra de los terrenos de los Cuarteles de Loiola, que supondrá la mayor operación urbanística de los últimos años. Esta partida será ampliable hasta el importe de compraventa que el Ayuntamiento termine pactando con el Ministerio de Defensa.

Asimismo, el proyecto de presupuesto incluye una bolsa de 10 millones de euros en previsión de que se pueda recibir financiación de los fondos europeos.

40 millones de remanente para proyectos de 2020

Por otra parte, el cierre del ejercicio de 2020 posibilitará al Ayuntamiento disponer de otros 40 millones de euros de remanentes, que se gestionarán al mismo tiempo que los 39 millones del presupuesto 2021, para poder reactivar inversiones contempladas en el presupuesto de 2020 que quedaron en suspenso por la crisis sanitaria derivada de la COVID-19, así como para completar muchas de las 102 partidas de inversión contempladas en el presupuesto 2021. 

De este modo, el Ayuntamiento dispondrá, entre otros, de 1,7 millones de euros para la plaza Arteleku, 170.000 euros para la urbanización de Txomin, 252.000 euros para la protección del carril bici de la Concha, 350.000 euros para instalar un ascensor en Jolastokieta, 850.000 euros para la remodelación de la plaza de los Estudios, 275.000 euros para cubrir parte del patio del C.E.Intxaurrondo, 565.000 euros para le plan integral de la Parte Vieja, 600.000 euros para realizar obras de mejora e impermeabilización en la cabinas colectivas,  900.000 euros para asfaltado de calles, o 319.000 euros para diferentes renovaciones en los hogares del jubilado.

Distrito Este y participación en los presupuestos

El Distrito Este también tiene reflejo en el proyecto de presupuesto de 2021. El Gobierno municipal ha previsto una partida de 975.000 euros, que serán destinados a decisión de la Junta de Distrito a mejoras en los barrios que lo componen. Además, podrá disponer de otros 1,5 millones de euros que se incorporarán del presupuesto de 2020.

En lo que a la participación de la ciudadanía a la hora de confeccionar el presupuesto se refiere, el concejal de Hacienda y Finanzas, ha recordado que “en el momento en el que se inició la pandemia estábamos preparando el proceso de participación para incluir proyectos decididos directamente por la ciudadanía”.

En este sentido, ha anunciado que “el Gobierno municipal siempre ha mostrado su voluntad de continuar realizando procesos de participación para completar los presupuestos de años venideros, por lo que en los próximos meses se activará dicho proceso para completar los presupuestos de los años 2022 y 2023”. Este proceso contará con una dotación presupuestaria mínima de 1,5 millones de euros para cada ejercicio.

Aún así, el proyecto de presupuesto 2021 incluye partidas relacionadas con procesos de participación anteriores, tales como, la limpieza y renovación del jardín entre la casa de cultura Casares y el parque Harri-Berri (70.000 euros);  los proyectos de peatonalización del entorno de Orixe Ikastola (300.000 euros) y del Peine del Viento (100.000 euros); la instalación de cubiertas de protección para bicicletas (200.000 euros); bosque de Arbaizenea (9.000 euros); o aumentar la biodiversidad de de Cristina Enea (15.000 euros).

Tramitación

Con la presentación del proyecto del presupuesto el departamento de Hacienda y Finanzas del Ayuntamiento de Donostia / San Sebastián continua cumpliendo con la tramitación prevista. De este modo, el calendario previsto por el departamento establece que la aprobación inicial pueda darse en el pleno extraordinario previsto para el 31 de marzo.

Así, Jaime Dominguez-Macaya ha agradecido "la labor realizada por las y los trabajadores del departamento, que en estos tiempos de incertidumbre y de dificultad económica han realizado un trabajo impecable para que el Ayuntamiento pueda tener un presupuesto adaptado a la situación económica existente”.

Compartir

Destacados...

Noticias más vistas...

YouTube