Gipuzko Buru Batzarra

Noticias

Compartir
29/01/2021

El esfuerzo de los últimos años por reducir deuda nos permite ahora actuar con más intensidad contra la crisis

La Diputación presenta en Juntas Generales su proyecto de cuentas, herramienta para fortalecer la respuesta a los efectos de la pandemia
El esfuerzo de los últimos años por reducir deuda nos permite ahora actuar con más intensidad contra la crisis

El diputado general de Gipuzkoa, Markel Olano, ha puesto en valor el esfuerzo que ha realizado la Diputación Foral durante los últimos años para sanear sus finanzas, que ha significado una reducción de deuda de 130 millones de euros. “Gracias a esta buena gestión, ahora que el viento ha cambiado la institución está en disposición de responder con más intensidad a la crisis social, sanitaria y económica generada por la pandemia de la COVID-19”, ha explicado. Dicho esfuerzo se materializa en el proyecto de presupuestos de la Diputación de 2021, que la institución foral ha presentado hoy en las Juntas Generales y que servirá para “fortalecer aún más la respuesta de la Diputación a los efectos socio-económicos de la pandemia”.

El foro ha sido la comisión de Hacienda y Finanzas de la Cámara foral, donde el diputado del ramo, Jokin Perona, ha llevado a cabo una presentación general del proyecto y ha realizado un desglose de su departamento. Después, Olano ha hecho lo propio con la asignación del Área del diputado general, mientras que la jornada se ha cerrado con la comparecencia de Rafaela Romero, diputada de Movilidad y Ordenación del Territorio. El lunes y el martes se llevarán a cabo las restantes comparecencias para explicar los presupuestos de cada departamento. 

Durante la comparecencia de hoy, los responsables forales han recordado que los presupuestos han sido elaborados para “proteger a las personas más vulnerables” frente a la crisis y “promover la recuperación” de la economía y del empleo, a la vez que se impulsan proyectos estratégicos sobre los que se asentará la economía del futuro en Gipuzkoa. Según han recordado, el proyecto de presupuestos forales plantea un presupuesto propio de 983 millones de euros, lo que supone un importante crecimiento de 68 millones respecto al ejercicio anterior (+7,4%). Este monto es resultado de “aprovechar al máximo” la capacidad de déficit acordada en el seno de la Comisión Mixta del Concierto Económico de septiembre del año pasado, lo que le permitirá afrontar la bajada recaudatoria prevista en 60 millones de euros y aumentar los recursos forales disponibles en 58 millones.

Este margen de maniobra, según ha recordado Olano, ha sido posible por el “esfuerzo continuo” realizado en los últimos años para reducir la deuda, que ha bajado en 130 millones en los últimos años. “Gracias a este punto de partida, podemos maximizar el alcance de los presupuestos y potenciar su carácter social, transformador e inversor”, ha completado. Ante el contexto generado por la pandemia de COVID-19, el proyecto permitirá por lo tanto hacer frente a las necesidades del corto plazo, combatiendo la crisis sanitaria y social, por un lado, y paliar los efectos del retroceso económico, sin olvidarse de intensificar la construcción del futuro post-pandemia.

El diputado general de Gipuzkoa ha afirmado que se trata de “los presupuestos más sociales” de la Diputación, ya que la situación actual exige “hacer frente a la crisis sociosanitaria”, primando “más que nunca” el apoyo a los colectivos más vulnerables a los efectos de la pandemia. En concreto, la dotación del departamento de Políticas Sociales alcanza un máximo histórico de 418,6 millones, lo que supone un incremento de 19 millones (+4,8%). El gasto por habitante en políticas sociales se incrementa en 34 euros respecto al año anterior, hasta alcanzar los 600 euros por cada guipuzcoano o guipuzcoana, lo que también supone un record sin precedentes.

En este apartado, además de los gastos relacionados con la pandemia y el refuerzo del programa de atención a personas mayores, la institución foral redoblará “esfuerzos para intensificar la lucha contra las desigualdades sociales y económicas”. “Cuando la tendencia global parece transitar hacia un aumento de las desigualdades, nosotros vamos a hacer un esfuerzo mayor si cabe en favor de la cohesión social, mediante el apoyo a los colectivos más golpeados y la promoción del empleo inclusivo”, ha indicado.

Área del diputado general

Según ha añadido Olano, el esfuerzo para “poner coto” a las desigualdades sociales y económicas impregnará la labor del conjunto de los departamentos forales, así como “muy especialmente” al área del diputado general. Las direcciones forales de Igualdad, Igualdad Lingüística, Derechos Humanos y Cultura Democrática y de Estrategia activarán acciones innovadoras y colaborativas “para que la pandemia no desemboque en retrocesos en materia de igualdad de mujeres y hombres, de igualdad lingüística o de respeto a la diversidad y a los derechos humanos, entre otros”. “Todo ello, sin olvidar las líneas de trabajo y proyectos destinados a la preparación del escenario post-pandemia, con los que queremos, a través de Etorkizuna Eraikiz, apoyar procesos que nos permitan apuntalar la competitividad y la cohesión social de Gipuzkoa, con la mira puesta en las próximas décadas”, ha completado.

A modo de ejemplo, el diputado general ha informado de que el proceso de creación de un Laboratorio de Innovación del Euskera, que aspira a convertirse en “acicate y motor” de proyectos innovadores que contribuyan a promover el uso del euskera en distintos ámbitos, se encuentra muy avanzado, de modo que iniciará su andadura este año. Asimismo, ha explicado que el Laboratorio de Innovación Social de Arantzazu ya ha arrancado con su actividad, por lo que la Diputación seguirá impulsando este proyecto para convertir este emblemático lugar en “un auténtico faro para la construcción del futuro social, económico y medio ambiental” de Gipuzkoa y de Euskadi.

Hacienda y Finanzas

En lo que respecta al presupuesto del departamento de Hacienda y Finanzas, el diputado Jokin Perona ha recordado que, durante los últimos años, la Diputación viene realizando un considerable esfuerzo por reforzar esta área, tanto desde el punto de vista del personal como de los recursos tecnológicos. Así, ha remarcado que un mundo cada vez más digitalizado Hacienda “no puede quedarse atrás” y debe valerse de las últimas tecnologías para “ofrecer a nuestros y nuestras contribuyentes el máximo de facilidades posible, y para combatir el fraude fiscal”. En este sentido, ha apuntado que las inversiones tecnológicas recibirán en 2021 dos millones de euros adicionales.

Asimismo, ha explicado que la pandemia del COVID-19 también ha influido a la hora de elaborar el presupuesto departamental, ya que Hacienda dispone de un servicio de atención presencial. “Hemos destinado 300.000 euros más a reforzar la limpieza, a introducir más medidas de protección… Todo con el objetivo de, como hasta ahora, seguir ofreciendo a la ciudadanía un servicio que cumpla con todas las garantías sanitarias”, ha remarcado. Por último, ha explicado que el presupuesto foral también incluye un préstamo de 8 millones de euros en favor de GHK, con el objetivo de liquidar su deuda con el Banco Europeo de Inversiones (BEI), en relación al préstamo concedido para la construcción de una infraestructura para la gestión de residuos de hace dos legislaturas.

Compartir

Destacados...

Noticias más vistas...

YouTube