Gipuzko Buru Batzarra

Noticias

Compartir
27/11/2020

La Diputación reactiva la inversión de 42 millones en cuatro proyectos viarios “clave” para Gipuzkoa

El diputado general enmarca el impulso a las obras en Azkoitia-Urretxu, túnel de Belabieta, Polígono 27 y Marrutxipi en el compromiso por que “la inversión pública” actúe como “motor” de la reactivación económica
La Diputación reactiva la inversión de 42 millones en cuatro proyectos viarios “clave” para Gipuzkoa

La Diputación Foral de Gipuzkoa activará en los próximos meses la ejecución de cuatro proyectos “clave” para la movilidad viaria en el territorio, en el marco de su “compromiso y determinación” porque “la inversión pública” actúe como “motor” de la reactivación económica en la salida de la crisis generada por la pandemia de la COVID-19. Así lo ha anunciado esta mañana el diputado general, Markel Olano, en una presentación en la que ha anunciado el inicio en 2021 de las obras de la renovación de la carretera Azkoitia-Urretxu (GI-631), la reforma del túnel de Belabieta en la A-15, la nueva salida/entrada al polígono 27 hacia Astigarraga y del nuevo acceso de la GI-20 a Donostia desde Marrutxipi. La suma de los cuatro proyectos supone una inversión de más de 42 millones de euros.

En una rueda de prensa celebrada junto con la diputada de Infraestructuras Viarias, Aintzane Oiarbide, el diputado general ha afirmado que se trata de proyectos de enorme relevancia cualitativa, porque supondrán una mejora significativa en la fluidez y la seguridad del tráfico en puntos vitales de la red viaria guipuzcoana. “Asimismo, activar la ejecución de estas obras en la actual coyuntura de crisis económica generada por la pandemia, supone impulsar las inversiones públicas como palanca de la actividad económica y del empleo en el territorio”, ha afirmado.

Según ha recordado Olano, el parón de la economía provocado por el confinamiento de primavera, llevó a la Diputación a reducir su presupuesto para este año y a reperiodificar las inversiones previstas. Sin embargo, tras el acuerdo en la Comisión Mixta del Concierto Económico, que ha supuesto la ampliación del límite de déficit de las instituciones vascas, la Diputación se encuentra a disposición de “activar las inversiones previstas” en el apartado de Infraestructuras Viarias. “Al clarificarse el escenario financiero, podemos y debemos jugar un rol anti-cíclico que supone generar actividad económica e impulsar la creación de empleo, en un momento de crisis socio-económica. Lo hacemos, además, impulsando obras clave para garantizar una movilidad segura y para fomentar actuaciones importantes desde el punto de vista del equilibrio territorial y del flujo entre distintas comarcas”, ha analizado.

Entre los proyectos que la entidad foral ha retomado está la remodelación de la GI-631 entre Azkoitia y Urretxu, tan necesaria y demandada durante años por la comarca del Urola-Erdia; la remodelación del túnel de Belabieta, en la A-15; la nueva salida/entrada al polígono 27 entre Martutene y Astigarra, y la construcción de un nuevo enlace de la variante de Donostia, en Marrutxipi; un nuevo enlace de salida/entrada para la ciudad de San Sebastian. 

“La renovación y mejora de la GI-631 entre Azkoitia y Urretxu es uno de los proyectos estratégicos de la Diputación Foral”, ha señalado el diputado general y ha añadido que dicha intervención es “una reivindicación histórica” de los habitantes del valle de Urola. “Esos 13 kilómetros son de vital importancia para los miles de conductores que utilizan esta ruta, tanto para ir al hospital de referencia de Zumarraga como para conectar desde ahí con la rotonda de alta capacidad de Gipuzkoa. Los trabajos permitirán que, en sus desplazamientos, se vea mejorada la seguridad y la comodidad de los usuarios y usuarias”, ha explicado el diputado general.

Asimismo, según ha indicado Olano, la activación de esta obra lleva consigo una apuesta clara por el equilibrio territorial, de modo que dos comarcas del interior, especialmente Urola Erdia, verán mejoradas sus conexiones, así como por la competitividad de la industria de la zona. “Contar con una red de carreteras cómoda, moderna y segura también es clave para nuestra industria y para todas las personas trabajadoras que se desplazan diariamente”, ha planteado.

El proyecto tiene un presupuesto de 45,5 millones de euros, y tanto por razones económicas como por tener que realizar la obra manteniendo la vía abierta al tráfico, se abordará en varias fases. “El tramo que se licita ahora es el T2 debido a que se encuentra centrado en el trayecto Azkoitia-Urretxu y la travesía de Aizpurutxo”, ha concretado Olano. “Esta obra supondrá un reto considerable, ya que las obras hay que realizarlas manteniendo la carretera abierta y es una vía con mucho tráfico; más de 3.300 vehículos utilizan esta carretera diariamente y más del 10% son vehículos pesados”, ha precisado Aintzane Oiarbide. Este primer tramo, cuya obra comenzará en verano de 2021, tiene un presupuesto de 9,3 millones de euros y un plazo de ejecución de 14,5 meses.

La carretera contará con tres tramos con carriles de adelantamiento en ambos sentidos. En dichos tramos se incrementarán los radios y la visibilidad de las curvas. Adicionalmente, se plantea la mejora de ocho curvas y un cuarto tramo en la entrada de Urretxu. En éste último tramo se mejorará el trazado. “Con estas actuaciones se pretende habilitar 3 zonas donde se posibilite el adelantamiento seguro”, ha declarado la diputada foral.

 

Túnel de Belabieta

Otro de los grandes proyectos que acometerá la Diputación Foral de Gipuzkoa y que se licitará durante los próximos días, es el referente a las obras de revestimiento y adecuación de las instalaciones del túnel de Belabieta, en la A-15. Las obras se prolongarán durante diez meses y tienen un presupuesto de más de 17 millones de euros. Este túnel forma parte de la red transeuropea y tiene más de 500m, por lo que según la Directiva Europea 2004/54/CE deberá cumplir una serie de requisitos para garantizar la seguridad a los usuarios según los nuevos parámetros de la Directiva europea.

Las actuaciones previstas en los túneles son, entre otras, las siguientes: soluciones de estabilización, renovación del drenaje, adecuación de las instalaciones de suministro de energía, redimensionamiento de equipos eléctricos, actualización del sistema de iluminación, con tecnología LED para reducir el coste de explotación, reinstalación del sistema de ventilación, e inclusión de un sistema de protección contra incendios compuesto por una red de hidrantes y una columna seca en el interior de la galería. “Además, se incorporarán las tecnologías más punteras, sistemas inteligentes, para actualizar la gestión viaria, controlar la circulación y los aforos, mejorar el sistema de circuito cerrado de televisión para instalar un sistema de Detección Automática de Incidentes (DAI), y el sistema de comunicaciones con el usuario, incluyendo un sistema de megafonía”, ha apuntado Oiarbide.

Para poder ejecutar este proyecto, será necesario restringir el tráfico por el tubo a reformar (Andoain-Pamplona) y desviar el tráfico al tubo contrario (Pamplona-Andoain), pasando a estar en una situación de Bypass durante el plazo que dure la obra. El hecho de tener el tráfico en esta situación no permitirá el paso de vehículos cuya anchura supere los 3 m de anchura y una altura superior a 4,5 m, ni vehículos que transporten mercancías peligrosas. “Antes de comenzar las obras se informará detalladamente sobre las medidas que se tomarán”, ha señalado la diputada de Infraestructuras Viarias

Polígono 27

El Polígono 27 es uno de los proyectos clave del ente foral que afecta a la ciudad de San Sebastian, así como a Astigarraga. El polígono 27 es un extenso parque empresarial entre Martutene y Astigarraga, que actualmente dispone de un único acceso desde una rotonda de la GI-40, y este proyecto tiene como principal objetivo descongestionar dicho vial. Es un fondo de saco y se trata de darle otra salida y entrada hacia Astigarraga”, ha explicado la diputada Oiarbide. La obra ya está en proceso de licitación con un presupuesto base que asciende a 6.709.300,98 euros (21% IVA incluido) y un plazo de ejecución de diez meses.

“El nuevo acceso supondrá la creación de una conexión casi directa con la red de alta capacidad, lo que hará que la demanda de tráfico en la actual rotonda disminuya sustancialmente”, ha detallado Aintzane Oiarbide. De este modo, la apertura de esta nueva entrada traerá consigo una notable mejora en las condiciones de circulación y fluidez de la carretera GI-40. Según ha recordado la diputada de Infraestructuras Viarias, el proyecto responde a las peticiones hechas desde los ayuntamientos de Donostia y Astigarraga y de las empresas del propio polígono, que reclamaban soluciones para descongestionar el tráfico de entrada y salida del polígono 27 de Martutene.

En el proyecto se recogen las obras que consisten básicamente en la construcción de un semienlace a la altura del punto kilométrico 7,200 de la GI-2132, “lo que habilitará los movimientos desde y hacia la rotonda de Bidebitarte en Astigarraga, facilitando el acceso a y desde la red de alta capacidad”, ha detallado la responsable foral.

Marrutxipi

Junto con el Polígono 27, Marrutxipi es para la ciudad de San Sebastian, que tiene una deficiencia importante en cuanto a gestión de tráficos. “Depende mucho del paseo del Urumea y necesita otra alternativa de entradas y salidas. Esto supondrá mayor fluidez del tráfico en los accesos a la ciudad y menos dependencia del río”, ha precisado la diputada Oiarbide.  “Debido a que en la obra de Marrutxipi participamos dos instituciones, el ayuntamiento de Donostia y la Diputación Foral de Gipuzkoa, los trámites administrativos necesarios no nos permiten licitar la obra antes de finales de año, pero esperamos hacerlo lo haremos a principios de 2021. Es un proyecto que tiene un presupuesto de más de 12 millones de euros y un plazo de ejecución de 24 meses”, ha precisado Aintzane Oiarbide.

 El nuevo enlace se situará entre los túneles de Polloe e Intxaurrondo, en un entorno muy urbanizado. Será un enlace completo que acoge todos los movimientos de entrada y salida, tanto del este como del oeste, sin afectar a los parques de Etzieta y Castelao.  “Este nuevo enlace abrirá la opción de entrada y salida desde Ategorrieta e Intxaurrondo Norte, lo que va a contribuir a descargar otras vías de salida de la ciudad como el Paseo de Francia-Federico García Lorca, actualmente utilizado para salir de Gros y Egia”, ha explicado la diputada de Infraestructuras Viarias.

“Estas cuatro inversiones que se realizarán desde el departamento de Infraestructuras Viarias son proyectos prioritarios para Gipuzkoa porque además de mejorar conexiones clave de la red viaria, completarán trabajos pendientes desde el punto de vista del equilibrio territorial y ayudarán a reactivar la economía del territorio”, ha concluido el diputado general, Markel Olano.

Compartir

Destacados...

Noticias más vistas...

YouTube