Gipuzko Buru Batzarra

Noticias

Compartir
29/04/2020

“Estamos haciendo frente a la COVID-19 entre todos 
y todas; nadie debe quedar atrás al afrontar la crisis”

El diputado general de Gipuzkoa, Markel Olano, comparte en las Juntas Generales el conjunto de medidas tomadas para hacer frente a la crisis generada por la pandemia
“Estamos haciendo frente a la COVID-19 entre todos 
y todas; nadie debe quedar atrás al afrontar la crisis”

“Estamos haciendo frente a la COVID-19 como comunidad, entre todos y todas; a partir de ahora también debemos actuar de la misma manera, debemos afrontar la crisis sin dejar a nadie atrás. Haremos todo lo que está en nuestras manos para conseguirlo”. El diputado general, Markel Olano, ha resumido de esta manera la “determinación” de la Diputación por “proteger la economía, el empleo y la cohesión social” en este “difícil contexto”. “En los próximos meses centraremos todo nuestro esfuerzo en ese objetivo, empezando por la industria y siguiendo hasta las empresas más pequeñas, así como las y los autónomos.  Gipuzkoa cuenta con unos valores y un modelo social propio, que tiene como base la colaboración y la solidaridad. Será vital mantenerlos para hacer frente a este contexto”, se ha reafirmado.

Olano ha realizado estas declaraciones esta mañana en las Juntas Generales de Gipuzkoa, en la comparecencia solicitada por él mismo con el objetivo de compartir las medidas tomadas para hacer frente a la COVID-19 y sus consecuencias en el territorio. En un salón de plenos organizado para garantizar la distancia social entre los y las junteros, el diputado general ha detallado el conjunto de iniciativas puestas en marcha desde que el 5 de marzo se tomaran las primeras decisiones de emergencia. Junto con él, han participado en la sesión los diputados Maite Peña, Jose Ignacio Asensio, Imanol Lasa y Jabier Larrañaga, quienes han informado sobre el esfuerzo realizado en su departamento, tras la exposición del diputado general. 

Olano ha arrancado su intervención trasladando “toda” su “cercanía y solidaridad” a las familias de las 247 personas fallecidas en Gipuzkoa como consecuencia de la enfermedad. Asimismo, ha transmitido sus ánimos a quienes están pasando la COVID-19 y ha querido reconocer la labor de quienes están trabajando en la primera línea frente a la pandemia, un reconocimiento que ha querido subrayar “especialmente” al conjunto del personal de las residencias del territorio.

Proactividad, agilidad, colaboración y transparencia

Las bases de la actuación de la Diputación en estas últimas semanas han sido “proactividad, agilidad, colaboración y transparencia” ante la “triple crisis” sanitaria, social y económica desencadenada por la COVID-19. A partir de ahí, la institución foral ha tomado “un conjunto de medidas de emergencia amplias y concretas”, con el objeto de “responder a las necesidades socio-sanitarias, garantizar los servicios de la Diputación tomando las medidas de seguridad necesarias y ofrecer el apoyo necesario a los sectores económicos más frágiles” en el contexto actual.

En este marco, según ha subrayado el diputado general, las personas mayores han sido en estas últimas semanas “la prioridad total” de la Diputación. Muestra de ese compromiso, el centro sociosanitario adaptado junto con la Cruz Roja para residentes enfermos de Covid-19 y con afecciones respiratorias y el Plan de Choque para los servicios sociales, que ha establecido medio centenar de medidas y 90 acciones para prevenir los contagios, limitar la expansión del virus, reforzar los recursos frente a esta emergencia y ofrecer la información con transparencia. Gracias al plan, por citar algunos ejemplos, se ha realizado un “seguimiento constante” a la situación de las residencias, se ha establecido un servicio de apoyo técnico, se ha activado un sistema para que los y las residentes puedan conectar con sus familiares mediante videoconferencia. Asimismo, se han enviado 250.000 mascarilllas y 42.000 EPIs a las residencias, completando así el material puesto a disposición de la red socio-sanitaria por los servicios de salud.

 “La situación ha sido muy dura, con 160 fallecidos hasta el momento. Hemos sentido como propias todas esas pérdidas. Sin embargo, observando la dificultad del desafío, podemos afirmar que nuestro sistema socio-sanitario ha respondido con fortaleza. La colaboración entre las instituciones, las residencias y Osakidetza ha sido total. Quiero aplaudir y felicitar el trabajo del departamento de Política Social. La colaboración de familiares y la implicación del personal de las residencias también ha sido total. Gracias a todo ello, la mejora de los datos es palpable actualmente. Pero no nos podemos relajar, se trata de un desafío que va para largo”, ha declarado Olano. “La atención a las personas mayores seguirá siendo nuestra principal prioridad”, ha completado.

“Especial respuesta” a los colectivos más débiles

Las “medidas de emergencia” también han tenido su reflejo en el ámbito de la promoción económica. Así, se ha establecido un órgano de coordinación con agentes económicos del territorio y se han realizado reuniones con representantes del primer sector y del sector turístico. Un contacto continuo con el tejido económico que se ha traducido en diversas medidas de choque, tales como los bonos tecnológicos para adaptarse al teletrabajo, subvenciones a autónomos y pequeñas empresas de servicios turísticos, así como las medidas fiscales tomadas para ofrecer liquidez a trabajadores autónomos y pymes.

En la línea de estas primeras decisiones, la Diputación presentó ayer su Plan para la Recuperación Económica. Los objetivos de este plan serán la “protección del empleo y de la actividad económica, activar “recursos para la recuperación” de la economía y “garantizar el futuro” de todos los sectores. Esta iniciativa ofrecerá una “especial atención” a colectivos más vulnerables, más concretamente a las personas que deban afrontar un expediente de regulación de empleo o una situación de riesgo de exclusión social.

A pesar de que se prevea un impacto de entre el 20% y el 25% en la recaudación, la Diputación ha tomado la decisión de mantener las partidas presupuestarias a Promoción Económica y Política Social, después de realizar un ajuste en el presupuesto. “Gracias a ello, podremos poner en marcha el Plan de Recuperación Económica”, ha valorado Olano. “Sin embargo, nos gustaría destinar más recursos a la reactivación de la economía y la atención de las necesidades sociales”, ha apuntado, por lo que ha solicitado “a las instituciones competentes” que “redefinan los límites de gasto”. “Si pudiésemos asumir más deuda podríamos dedicar mayores esfuerzos para el apoyo del tejido económico y las políticas sociales”, ha subrayado Olano.

Por último, el diputado general ha realizado un llamamiento al conjunto de la sociedad para que, “a las puertas de la desescalada”, sigan manteniendo “rigurosamente” las indicaciones de las autoridades sanitarias y realicen una apuesta por “el producto y los servicios de cercanía” en sus hábitos de consumo. “Es el momento de mostrar nuestro compromiso individual y la solidaridad”, ha subrayado.

Por su parte, el diputado de Medio Ambiente, José Ignacio Asensio, ha dedicado un recuerdo a las personas fallecidas, sus familiares y a las que están luchando con la enfermedad, para trasladarles su solidaridad y afecto. En su intervención, el responsable foral ha destacado que “la prioridad en estos momentos es la salud y el bienestar de las personas”, por ello la Diputación Foral de Gipuzkoa va a centrar sus esfuerzos en “blindar los servicios sociales, impulsar la recuperación económica y garantizar los servicios esenciales”. Según Asensio, estas son las bases para extender una “red social” que es lo que en este momento necesita Gipuzkoa para abordar su futuro.

La diputada de Políticas Sociales ha realizado un repaso del Plan de Choque a través de las medidas más relevantes adoptadas hasta la fecha, y ha subrayado que “somos muy conscientes que estamos ante un escenario muy cambiante, y por ello, tanto el plan como todas las medidas adoptadas tienen capacidad de adaptarse”. La diputada ha subrayado que una de las medidas más relevantes adoptadas hasta la fecha es la creación de un equipo dentro del Departamento, compuesto en su mayoría por personal médico, que hace el seguimiento diario de toda la red residencial, porque resulta “imprescindible” conocer su situación para la toma de decisiones.

El diputado foral de Hacienda, Jabier Larrañaga, ha explicado que desde su departamento se empezó a actuar antes de la activación del estado de alarma y ha destacado decisiones como el aplazamiento de las fechas de pago de los meses de febrero y marzo, el aplazamiento de los pagos fraccionados de las personas autónomas, la mejora de las condiciones para pedir fraccionamientos automáticos, el haber retrasado la campaña de Sociedades para pymes y el notable impulso dado a las devoluciones, en especial en IVA e IRPF. También ha destacado el esfuerzo realizado para adaptar la campaña de la Renta al nuevo escenario, para seguir ofreciendo a la ciudadanía el mismo servicio de calidad.

El diputado de Promoción Económica, Turismo y Medio Rural, Imanol Lasa, ha explicado que el Plan para la Recuperación Económica articula una hoja de ruta para, “en un contexto de incertidumbre”, poner en marcha “de forma flexible” programas y medidas, en colaboración con agentes económicos, sociales, y el resto de instituciones. Esa hoja de ruta combina “la respuesta a corto plazo, para minimizar el enorme impacto provocado por el Covid-19” en el tejido económico, con la visión de largo recorrido: “No podemos descuidar el futuro, ni dejar de lado las apuestas estratégicas de Gipuzkoa”.

Compartir

Destacados...

Noticias más vistas...

Voto por correo

  Agenda

04/06/2020 09:30:00

Markel Olano

   ETB 1, Egunon Euskadi 

YouTube