Gipuzko Buru Batzarra

Noticias

Compartir
07/10/2019

Debemos profundizar en los valores democráticos, para evitar la violencia y que se respeten siempre los derechos humanos

Ion Gambra, nuevo director de Derechos Humanos y Cultura Democrática, ha desgranado en Juntas Generales las líneas de trabajo para los próximos cuatro años
Debemos profundizar en los valores democráticos,  para evitar la violencia y que se respeten siempre  los derechos humanos

El nuevo director de Derechos Humanos y Cultura Democrática, Ion Gambra, ha destacado hoy en una comparecencia en Juntas Generales la necesidad de que la sociedad guipuzcoana profundice en la “cultura política democrática”. “Nuestro objetivo principal será consolidar los valores democráticos, para que en el futuro podamos evitar la violencia e impere siempre el respeto a los derechos humanos”, ha manifestado, en la presentación de las líneas de trabajo para los próximos cuatro años.

Gambra ha insistido en la idoneidad de trabajar dichos valores “entre los y las jóvenes”, para que se den en el día a día “las condiciones para gestionar de forma respetuosa” opiniones contrapuestas y, asimismo, podamos construir una sociedad “que participe y mantenga una actitud crítica” ante la realidad que lo rodea. Por todo ello, esta cuestión adquirirá “una importancia máxima” durante la presente legislatura, por lo que el director foral ha mostrado su determinación por profundizar en las dinámicas de socialización de la cultura democrática y en las iniciativas DemoGazte y Jauzi handia, ambas orientadas a la formación de la juventud en valores democráticos.   

Entre otros objetivos, el director de Derechos Humanos y Cultura Democrática ha hecho especial hincapié en la labor necesaria para lograr la memoria y el reconocimiento de quienes han sufrido la inculcación de derechos humanos y para contribuir a que “las heridas vayan cicatrizando” poco a poco. Con este objetivo, según ha recordado, en Gipuzkoa se han puesto en marcha 26 mesas de diálogo para promover la convivencia, de las cuales hoy día 15 siguen activas. “En muchos municipios se han dado pasos muy importantes en la promoción de la convivencia, ya que estas mesas han servido para acercar las posturas de personas enfrentadas durante largos años, así como para reconocer a diversas víctimas de la violencia”, ha valorado Gambra, quien se ha comprometido a extender estas experiencias a los municipios pequeños del territorio.

Querella contra los crímenes del franquismo, “hasta el final”

En el ámbito de la memoria histórica, la Diputación seguirá colaborando con las asociaciones existentes en el territorio, en aras de alcanzar “la verdad, la justicia y la reparación” para las víctimas del franquismo. En opinión de Gambra, este tema será abordado con las nuevas generaciones y, además, se prevé realizar una labor de “recolección, sistematización y divulgación” del amplio material existente en este campo. En relación con la querella contra los crímenes del franquismo interpuesta por la Diputación, el director de Derechos Humanos ha recordado que se ha planteado “un litigio estratégico”; es decir, los casos de Florencia Olazagoitia y de Jose Ariztimuño Aitzol representan judicialmente a las 1.000 personas asesinadas o desaparecidas en Gipuzkoa en manos del franquismo entre 1936 y 1944.

Ambos casos se encuentran en los juzgados; las querellas interpuestas por las acusaciones particulares no fueron aceptadas en primera instancia en la audiencia provincial, decisión que ha sido recurrida por ambas familias. Dicho tribunal también ha rechazado la querella interpuesta como acusación popular en el caso de Florencia Olazagoitia, por lo que la Diputación de Gipuzkoa ha decidido recurrir ante el Constitucional. “Seguiremos hasta el final, en colaboración con las familias, para que la verdad sea reconocida y se produzca un cambio en la judicatura y la jurisprudencia del Estado”, ha reivindicado Gambra.

Compartir

Destacados...

Noticias más vistas...

YouTube