• 23 MAR 19

    San Sebastián honra la memoria de cuatro personas asesinadas por ETA en 1976

    Los familiares de Juan María Araluce, José María Elicegui Díez, Antonio Palomo Pérez y Luis Francisco Sanz Flores han descubierto las placas memoriales en recuerdo de sus allegados, asesinados por ETA en 1976 en la capital guipuzcoana.

    En un acto de recuerdo celebrado en el lugar en el que fueron asesinados, las familias de las cuatro personas. junto al alcalde de la ciudad, Eneko Goia,  y miembros de la Corporación municipal han rendido un homenaje en su recuerdo, así como en el Alfredo García González, quien también falleció en el mismo atentado pero con cuya familia no ha sido posible contactar. Previamente, las familias han sido recibidas en el Ayuntamiento, donde se les ha entregado una réplica de la placa memoria de su respectivo familiar. 

    Estas placas memoriales son las primeras cuya instalación ha impulsado el Ayuntamiento de San Sebastián como parte de su compromiso de justicia, memoria y reparación, fruto del trabajo realizado a lo largo de la legislatura en el seno de la Comisión de Derechos Humanos del Consistorio y tras haber recabado la opinión tanto de asociaciones como de víctimas a título individual. 

    El Ayuntamiento tiene intención de instalar placas en recuerdo de las personas asesinadas en San Sebastián por el terrorismo de diferentes autorías (ETA, Batallón Vasco Español, GAL), así como de las personas víctimas de violencia policial desde 1960  hasta 2010, tras un proceso individual con sus familiares y respetando su voluntad. 

    El entonces presidente de la Diputación Foral de Gipuzkoa, Juan Maria Araluce Villar, fue víctima mortal de un atentado cometido por un comando de ETA el 4 de octubre de 1976, en el que también fueron asesinados su chofer, José María Elicegui Díez, y sus escoltas Antonio Palomo Pérez, Luis Francisco Sanz Flores y Alfredo García González.