• 24 ABU 19

    Gerardo Bujanda Sarasola

    Naci贸 en Donostia el 25 de agosto de 1919

    De niño perteneció a Saski Naski, Poxpolina y Gaztetxo. 

    A los 15 años hacia guardia en iglesias y conventos para evitar su posible quema. Iniciada la guerra civil fue con sus dos hermanos al cuartel de San Bartolomé y los 17 años los cumplió en el frente de Oiartzun. Tras diversos avatares recaló en el batallón Saseta. Su hermano Benito, teniente del mismo, murió en la batalla de Peña Lemona y junto a su otro hermano lnosen, fue hecho prisionero en Santoña, el 25 de agosto de 1937, el mismo día que cumplía 18 años. 

    En el campo de concentración de Laredo contrajo el tifus pasando al hospital Antituberculoso de Pontejos, Santander, llevado por los italianos. Después de varios meses pasó al campo de concentración de La Magdalena y de allí al de Miranda de Ebro. " 

    Inició así un largo recorrido por campos y batallones de trabajo por Badajoz, Toledo, Andalucía, Guadalajara, Madrid, unas veces en el frente cavando trincheras; enterrando muertos, otros exhumando cuerpos de fusilados o explotando minas; siempre acompañado de hambre y riesgo.

    Terminada esta odisea fue llamado a filas y estuvo 3 años y medio en Tzelatza de Anyera (Africa). 

    Su hermano continuaba en el Penal de Santa María y las hermanas refugiadas en Francia. 

    Una vez en Donostia a través de Joseba Salegi que había sido su comandante de gudaris, tomó contacto con un grupo de abertzales bilbainos, entre los que se encontraban: Galarza, Retolaza, Solaun, Abaroa, Begoña que, luego se mató en el Garbea, todos ellos huidos. 

    El trabajo que suponía buscar casas para albergar a escapados y perseguidos hizo que los contactos se fueran ampliando hasta formar una extensa red que daba cobertura a las necesidades. 

    En 1947 a través de Plazaola conoció a Ajuriagerra, quien planteó la posibilidad de una huelga general. En casa de Bujanda, con una multicopista rudimentaria se confeccionó la propaganda distribuida a toda Gipuzkoa. Fue la huelga un completo éxito, aunque se produjeron caídas, pago obligado de cualquier acción.

    La organización fue superando etapas y la distribución de propaganda alcanzó buenos niveles. 

    En 1951 otra huelga, no tan efectiva, originó una caída bastante importante que supuso la entrada en la cárcel de Lore Oñederra (cuñada de Gerardo), Carmen Goñi, Larrea, Agote, Berakoetxea, etc. 

    En 1953 por causa de una huelga perdió el trabajo y fue readmitido al cabo de 6 meses.

    Tomó contacto con el EBB por lo que su trato con Ajuriagerra fue por épocas continuas o esporádicas según soplara el viento policial y duró hasta la víspera de su muerte, en cuya tarde tuvo una conversación con él, de cerca de dos horas.

    El trato con el equipo del Antiguo se intensificó y Sansinenea, Garagarza, Fernando, Goiburu, Fernandez fue un núcleo eficaz sobre el que se asentó el equipo de propaganda. 

    Soportó varios registros domiciliarías, multas y detenciones, una de ellas junto a su mujer Lide y su hija pequeña. Pasó una quincena en el hospital a causa de los malos tratos, en el cuartelillo del Antiguo. 

    Tras muchas alegrías y más sinsabores, fueron pasando los años en los que colaboró en diversas tareas, como suministrar información a Radio Euskadi (Txalupa) de Venezuela, organización, propaganda, destacando las charlas a montañeros, acciones diversas. 

    Diputado por Gipuzkoa al Congreso (PNV) en las elecciones constituyentes de 1977  y en 1979. En mayo de 1979 fue elegido miembro del Gipuzko Buru Batzar del PNV.

     

    Gerardo Bujanda Sarasola, en Donostia a septiembre de 2003