• 09 NOV 17

    El puente donostiarra de Astiñene se abrirá a todo tipo de vehículos en verano

    El alcalde de Donostia, Eneko Goia, ha informado a la comisión de Urbanismo del Ayuntamiento que el puente podría reabrirse a peatones, ciclistas y motos a final de año.

    El alcalde de Donostia, Eneko Goia, ha comparecido en la comisión de Urbanismo del Ayuntamiento para informar a los grupos del estado en el que se encuentran los trabajos para reparar el puente de Astiñene.

    Goia ha señalado que el departamento de Mantinimiento y Servicios viene trabajando desde hace unas semanas en el proyecto inicial de reparación del puente. Segun ha explicado, estos trabajos tienen dos objetivos: habilitar el puente para el paso de peatones, ciclistas y motos; y preparar el puente para acometer la segunda fase de reparación, esto es, la que permitirá abrir el puente para todo tipo de vehículos.

    El alcalde de Donostia ha señalado que para proceder al inicio de las obras es necesario tener el permiso de Costas, lo que podria llegar el 4 de diciembre, siempre y cuando no haya alegación al proyecto, que actualmente se encuentra en fase de exposición pública. Las obras de la primera fase tienen un presupuesto de 133.000 euros y un plazo de ejecución de tres semanas, por lo que para fin de año podría volver a abrirse el puente para peatones, ciclistas y motos. 

    Reparación completa 

    Del mismo modo, Eneko Goia ha confirmado a la comisión lo que ha venido anunciado durante las últimas semanas, y es que el Ayuntamiento ha decidido acometer la reparación profunda de los pilotes desplazados. La razón principal para llevar a cabo la reparación completa ha sido la afección que el cierre del puente está provocando tanto a las y los vecinos de Egia y Loiola, así como al resto de personas que utilizan esta infraestructura para cruzar el Urumea.

    Asimismo Goia ha informado de que el cierre del puente de Astiñene está generando en Dbus un sobrecoste diario de mil euros, que vienen del refuerzo de las líneas de autobús que ha tenido que realizar para mantener las frecuencias del servicio, así como debido al mayor recorrido que los autobuses están obligados a hacer.

    Así, Eneko Goia ha destacado que la reparación completa se va a tramitar por procedimiento abierto de urgencia, de tal manera que, teniendo en cuenta que el plazo de ejecución del proyecto de reparación es de tres meses desde el inicio de la obra, y que requiere también de un permiso específico de Costas, las obras puedan empezar entre marzo y abril, para finalizar en torno al mes de julio. El presupuesto para abordar esta segunda fase es de 638.000 euros.

    Para finalizar, el alcalde de Donostia ha señalado que, una vez contamos con toda la información de manera pormenorizada, el Ayuntamiento organizará reuniones con las y los vecinos de Egia y Loiola para darles toda la información disponible.